Utilizando nanobots para tratamientos del Cáncer

nanobots en tratamiento del cancerEl cáncer es una enfermedad compleja y lo peor es que realmente no se ha podido comprobar a ciencia cierta por qué es que se produce, sólo se sabe cómo y qué factores pueden aumentar la incidencia de un cáncer, como lo son factores ambientales (como fumar, por ejemplo) o propios del organismo, como una propensión genética a desarrollarlo. ¿Entonces, qué es el cáncer? El cáncer es una enfermedad en la que, por alguna razón, las células cambian, realizando funciones que no les corresponden o que dejen de hacer las que si les corresponden. El ejemplo más claro es el de los cánceres que forman tumores: las células sanas, por lo general, detienen su crecimiento en el segundo en el que “tocan” otra célula, mientras que las células cancerígenas que forman tumores no lo hacen. Por ello, crecen y crecen hasta comprometer diferentes órganos, generalmente culminando en que estos dejen de funcionar. Algunos cánceres, como la leucemia, no generan tumores, pero las células de la médula ósea dejan de funcionar como deben.

Algunos de los tratamientos más avanzados incluyen terapias muy avanzadas con células madre obtenidas del cordón umbilical de la misma persona. El funcionamiento es el siguiente: las células madre no curan el cáncer como tal, sino la radio y quimioterapia. El problema es que estos tratamientos son altamente agresivos y si bien destruyen las células cancerígenas, también destruyen las células sanas. Los primeros sistemas en verse afectados son el endocrino (principalmente los riñones) y la médula ósea, por lo que se corre el riesgo de que no sea el cáncer, sino la terapia, la que termine con la vida del paciente. Sin embargo, las células madre del cordón umbilical tienen la asombrosa capacidad de restaurar la médula ósea, por lo que el paciente es sometido a altísimas dosis de radiación y quimioterapia, mortales por si solas, ya que destruyen las defensas del cuerpo junto con la médula ósea, pero reciben terapias con células madre para reconstruirla, garantizando un mayor porcentaje de éxito tras las terapias.

Publicidad

Actualmente se prueban técnicas mucho menos agresivas, a base de nanobots o robots nanométricamente pequeños. Ya se logró que aquellos nanobots identifiquen y se apilen cerca del área que presenta las células cancerígenas, pero aún falta lograr que los nanobots destruyan las células infectadas, dejando intactas las células sanas. Si se logra esta tecnología, no sólo supondrá una cura para el cáncer, sino un método de prevención formidable en el que, en cuanto se comience a generar la enfermedad, los nanobots podrán ir inmediatamente a erradicar el problema inmediatamente.

Gonzalo Curiel, soy estudiante de Ingeniería Química Metalúrgica y radico en México. Llevo cerca de 2 años trabajando como redactor en diversas temáticas tanto en español como en inglés. Manejo el idioma inglés al 97% de acuerdo al certificado TOEFL, avalado por Cambridge University y tengo 25 años.

Ver mi otras entradas