¿Qué es y cómo funciona la nanotecnología?

que es la nanotecnologiaPrimero, la definición formal de nanotecnología es la ciencia detrás de la manipulación de la materia del orden de los nanómetros. Ahora, ¿qué quiere decir esto? Quiere decir que esta ciencia es la encargada de desarrollar, inventar y mejorar tecnología basada en aparatos o dispositivos microscópicamente pequeños. Como referencia, para saber realmente qué tan pequeño es un nanómetro, podemos usar la siguiente comparación: unos milímetros es lo que miden la mayoría de los insectos, tales como hormigas y mosquitos, lo cual es mil veces más pequeño que un metro, mientras que un nanómetro es un millón de veces más pequeño que esos insectos.

Ahora, ¿para qué sirve la nanotecnología?

Publicidad

Las utilidades que pueden tener estos dispositivos o materiales es infinita y ya se estudia en muchísimas áreas. Por ejemplo, en la medicina, actualmente se trabaja en unos “nanobots,” muchísimo más pequeños que una célula, capaces de acumularse en las células cancerigenas, es decir, en tumoraciones. Esto ya se logró hacer, la idea es que en un futuro, estos nanobots no sólo localicen el tumor, sino que lo destruyan, eliminando así el cáncer donde quiera que pueda estar alojado, lo que no sólo significaría curar el cáncer definitivamente sin ayuda de las agresivas radio y quimioterapias, sino que también prevendría la formación del mismo, aplicado como método preventivo.

En las computadoras, sus aplicaciones también son extraordinarias, ya que al ser capaces de reducir el tamaño tan drásticamente, actualmente se está trabajando en aplicar esta tecnología a unos nanoprocesadores, los cuales serían totalmente portátiles e incluso, podrían instalarse directamente en los seres humanos, aumentando significativamente sus capacidades para pensar, velocidad de reacción, y aumentar enormemente la memoria del cerebro y las capacidades del mismo. Algunos científicos ven estos avances como un verdadero salto en la evolución, aunque existe polémica al respecto, en el sentido de que, al aumentar artificialmente las capacidades del humano, fusionándolo con computadores y procesadores, ¿cuáles podrían ser las consecuencias? Se habla de que, al manipular directamente el cerebro del ser humano con aparatos artificiales, ¿qué podría suceder si estos fallan?, ¿nos estamos excediendo con esta tecnología, manipulando cosas que realmente no entendemos?, ¿qué sucedería con todo aquel que no tenga acceso a esta tecnología, quedarían aislados con respecto al resto de la sociedad que si tenga acceso a esta tecnología?

Desde luego, aunque exista quien apoye y quien no apoye esta tecnología, esta ya se está utilizando. Por ejemplo, en el área de la investigación espacial, los trajes de los astronautas ya utilizan esta tecnología, colocando unos nanobots “inteligentes” capaces de resellar los trajes en caso de que rasguen, lo cual podría salvarles la vida, ya que un simple tornillo que se les salga de las manos, al no tener fricción en el espacio ni nada que lo detenga, podría fácilmente golpear y rasgar el traje del astronauta, entre muchísimos otros peligros que la investigación espacial implica.

Aunque mucho se debata sobre si el ser humano debería o no explotar esta tecnología, principalmente basados en un supuesto escenario apocalíptico en el que algunos nanobots diseñados para auto replicarse se salen de control y acaban con todo el espacio disponible en la Tierra. Aunque esto es “posible,” no hay forma de asegurar que algo así va a suceder, es simplemente una posibilidad muy remota. De cualquier manera, la nanotecnología sigue avanzando a pasos agigantados, sin ánimos de detenerse en un futuro cercano. Por ejemplo, actualmente se utiliza un tipo tecnología similar para los marcapasos, utilizados para algunas personas con problemas cardiacos para regular la actividad del corazón. Antes, estos aparatos, aunque muy útiles, eran aparatos propensos a fallar, a que se les agotase la batería, etc. Hoy en día, la nanotecnología ha permitido desarrollar y colocar marcapasos con microprocesadores integrados, capaces de auto regularse y para los cuales ya no hay necesidad de abrir al paciente para volver a recargar la batería, porque se puede hacer desde fuera.

En los medios de comunicación, también se trabaja en una manera de poder comunicar directamente estos nanobots unos con otros, lo que permitiría transmitir pensamientos, ideas, e incluso materia en tiempo real. Aunque suene totalmente descabellado y parezca tener tintes de ciencia ficción, ya se logró conectar dos partículas entre si, logrando que lo que sea que le ocurra a uno, le ocurrirá al otro. Si se lograsen conectar a una mayor escala, las impresoras podrían no sólo imprimir imágenes, sino objetos y materia como tal.

Otra aplicación de esta tecnología se está dando en el ámbito de la belleza y cosmética, así como en el empleo de medicamentos. En ambos casos, se utilizan unas moléculas nanométricas, las cuales llevan el principio activo hasta donde deben ser alojadas para su aprovechamiento. Las implicaciones son enormes, ya que, en el caso de los medicamentos, se logra introducir el principio activo, responsable de los beneficios de la medicina, directamente en la sangre o en el órgano en el que deba actuar, lo que permite reducir la dosis utilizada en los medicamentos convencionales (grageas, ampolletas, etc), ya que, de otra manera, mucho del principio activo no llega a su destino y lo que es más, provoca efectos secundarios no deseados. En el ámbito de los cosméticos, el uso de estas moléculas garantiza un rendimiento mucho más elevado, así como una eficacia impensable con otros productos de belleza. Así que parece ser que nos guste o no, la nanotecnología llegó para quedarse.

Yo estudio diseño web y trabajo en su totalidad como blogger mientras acabo. Me gusta el cine, de tal forma que no puedo pasar un día sin ver una película y soy española pero vivo en México, porque me enamoré de América.

Ver mi otras entradas